El poder de las emociones en el marketing

Muchas veces cuando pensamos en vender un producto, nos dedicaMarketing Emocionalmos a pensar en sus cualidades: lo que es, la calidad, el tamaño, el color… Y creemos que esas cualidades son precisamente lo que hará que nuestro cliente se decante por comprar el nuestro antes que el de la competencia. Pero lo que tendríamos que tener realmente en cuenta, es lo que busca ese cliente. Tenemos que ser conscientes de que cada vez están más informados y que saben mejor que nadie lo que quieren. Ya no vale con darles el mejor producto del mercado, sino que tiene que aportarles algo más. Algo que no les daría otra marca. Y es aquí donde entra en juego el marketing emocional.

Lo que verdaderamente importa es que nuestros clientes sientan cosas cuando compran nuestro producto. Quieren vivir una experiencia, que nuestro producto les haga emocionarse de alguna manera. Ya no les importa tanto si es cuadrado o redondo, blanco o negro, siempre y cuando represente algo más para ellos.

O sino, mirad las campañas de Coca-Cola. Beber un refresco Coca-Cola es sentir, es compartir, es amistad. La marca no nos vende una bebida refrescante que quita la sed, nos vende algo más: sentimientos en torno a ella.

Ikea puede ser otro ejemplo de marca que utiliza las emociones para vender. En sus comienzos era la idea de la familia. Acordaros del slogan donde caben dos caben tres. O simplemente el placer de disfrutar en tu casa ya sea solo o acompañado. En su última campaña nos sorprende con el miedo del desorden y como ellos pueden ayudar a ahuyentarlo. Una vez más, emoción.

 

 

O también se puede mencionar el Momentos Pizza de Casa Tarradellas. El calor del hogar, los amigos… Momentos que pasamos cuando tenemos una pizza cerca.

 

 

Como estos ejemplos podemos ver muchos más hoy en día. Y es por aquí por donde podemos empezar a diferenciarnos de nuestra competencia. Buscando en nuestro producto o servicio, esa emoción que queremos que sientan nuestros clientes cuando lo tengan. Tenemos que dejar huella, que permanezcamos en sus mentes más allá de lo puramente técnico. Con el marketing emocional, podremos encontrar una vía que nos haga únicos.

Anuncios

Un comentario en “El poder de las emociones en el marketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s