La familia Jones y el Marketing Furtivo

La familia Jones
Fuente: filmaffinity.com

Y para empezar bien la semana, os traigo una nueva película: La familia Jones (The Joneses). Esta película que se estrenó en el año 2009, trata sobre una familia aparentemente normal, pero que en realidad esconde un gran secreto. No es oro todo lo que reluce, y ellos no son tan reales como quieren aparentar. En vez de ser una familia al uso, son una familia por conveniencia, que lo que quieren es vender todo tipo de productos.

Todo empieza cuando los cuatro miembros de la familia Jones se mudan a un nuevo barrio de clase alta. Lo primero que veremos es la decoración de una casa lujosa, con todo tipo de muebles elegantes y a sus cuatro miembros llegando a su nuevo hogar. Hasta aquí todo es normal, pero la primera anormalidad llega cuando enfrente de la casa, el el hijo le pide a uno de los vecinos que les grabe en vídeo. Cuando le deja la camara al susodicho, le cuenta las características de ésta y lo buena cámara que es. De esta manera, sin que parezca una venta directa, le está tratando de generar una necesidad a esa persona. Además de dejarle probar la cámara en cuestión.

A partir de este momento veremos a la familia actuar en el día a día. La madre tratará de vender sus productos en el salón de belleza, entre las vecinas del barrio…; el padre lo hará en el campo de golf y entre sus amigos; y los hijos serán los más populares del colegio, además de tener todos los aparatos electrónicos más modernos y actuales. Con su sola presencia harán que las personas de su alrededor deseen lo que ellos tienen, generando así un aumento en las ventas de esos productos.

Pero no sólo venderán productos tecnológicos, ropa o artículos de belleza, sino que también tratarán de vender comida y bebida. Todo lo que pase por sus manos deberá ser vendidos. Y esta técnica no tiene otro nombre que Marketing Encubierto o Marketing Furtivo, que podemos meterlo dentro del Marketing de Guerrilla, del que os hable en el artículo ¿Qué es el Marketing de Guerrilla?. Sin darnos cuenta se nos crea una necesidad de compra, sólo por vérselo llevar o utilizar a otra persona. Sin querer, y por no ser conscientes de la promoción que nos están realizando en nuestras narices, estamos más predispuestos a dejarnos convencer. Sin querer, también, se nos crea esa necesidad de tener ese producto.

La película está protagonizada por Demi Moore y el actor de la serie Expediente X, David Duchovny, y tiene una duración de 1 hora y 30 minutos. En general, no se hace nada pesada. Todo el rato están pasando cosas y está muy bien para ver un claro ejemplo de lo que es el Marketing Furtivo.

Así que sólo me queda recomendaros que las veáis. No es un peliculón, pero está bien para aprender un poco más sobre otras técnicas de publicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s