El poder de los sentidos en el marketing

SentidosY es que aunque parezca mentira, los 5 sentidos tienen mucho que ver en las decisiones de compra, y son una forma muy sútil de persuadir. Por ello, cada día vemos en más establecimientos el uso de perfumes, música, decorados, etc. que nos incitan a la compra.

Estas herramientas forman parte de la animación en el punto de venta. Es decir, del merchandising. A parte de los 5 sentidos, que denominaríamos herramientas de estímulo, también están las físicas (pilas, islas y contenedores desordenados), psicológicas (las promociones) y las personales (contar con un equipo de animadores). Pero hoy me quiero centrar en concreto en las herramientas de estímulo, ya que cada las estamos viendo cada día más en auge. Y para ello os haré una pequeña clasificación con ejemplos.

Como ya os he dicho, las herramientas de estímulo son las que utilizan los 5 sentidos para atraer la atención del cliente.

1) Animación auditiva: cada día más lo vemos en cualquier superficie a la que accedamos, ya sean centros comerciales, supermercados o tiendas. Por ejemplo, la música, muy habitual y diferente en cada tienda; los anuncios que se emiten por megafonía en los supermercados o las ofertas o informaciónes que escuchamos en esta clase de superficies, que nos animan a comprar productos que ni nos habíamos propuesto adquirir.

2) Animación visual: aquí entra en juego toda la decoración del establecimiento, los carteles anunciando productos, o incluso esas zonas que están especialmente iluminadas, donde se exponen productos concretos o que están en promoción en ese momento.

3) Animación táctil: con este tipo de animación el cliente puede interactuar con el producto. Por ejemplo, los stands que se montan con demostraciones de productos, o la posibilidad de manipularlos, como en una juguetería o en una tienda de deportes, que te permitan toquetear y probarlo antes de comprar.

4) Ambientación gustativa: como en el caso anterior, aquí también hay contacto con el producto, pero esta vez lo probaremos. Por ejemplo, podemos utilizar el ejemplo anterior de los stands con demostración de productos o las azafatas que se colocan en los supermercados para darnos a probar algún producto nuevo. Esto se ve mucho en épocas como Navidad, o cuando sale a la venta algún producto nuevo.

5) Ambientación olfativa: cada vez más utilizada en las tiendas. ¿O a quién no le resulta característico el olor de tiendas de ropa como Stradivarius o Massimo Duti? También podemos ver esta clase animación en el olor a cera de los muebles o incluso el olor a comida en secciones de alimentación.

Está claro que en todas las superficies a las que accedamos veremos alguna de estas animación o una combinación de ellas. Y la clave está en elegir la que mejor se adecue a nuestras necesidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s